Facebook Twitter
blablablaetc.com

Escucha Activa Y Otras Habilidades De Comunicación

Publicado en Noviembre 26, 2021 por Christoper Breuninger

Hablar con su pareja no se trata solo de honestidad; además, debe seleccionar algo de tiempo y hacer el esfuerzo de escuchar lo que no están diciendo. Escuchar sus emociones detrás de las palabras puede marcar una gran diferencia, especialmente si su pareja tiene problemas para expresarse en palabras.

Pruebe este ejercicio para llevar su conexión a nuevos niveles más profundos.

1. Organice una sesión de escucha activa. Si su cónyuge se aleja de las disposiciones de Psycho-Babble, trate de explicar que necesita invertir un poco de tiempo, 20 minutos más o menos, conociéndose mejor.

2. Asegúrese de que su sesión no sea interrumpida: quite el teléfono del gancho y no fume ni coma durante los 20 minutos. Esto alienta a ambos cónyuges a concentrarse entre sí y ser lo más actual posible.

3. Tiempa se turne para escuchar y hablar. El oyente debe cronometrar la sesión, ¡pero trate de no mirar el reloj cada minuto!

4. El orador tiene 20 minutos para decir lo que sea que se sienta como decir. El oyente no debe interrumpir, pero debe proporcionar al altavoz toda su atención. No hay presión para hablar sobre temas específicos, aunque es posible que desee mantenerse alejado de las áreas por las que se siente enojado. El orador debe evitar culpar a las declaraciones o acusaciones, más bien, concéntrese en lo que está sintiendo. Incluso si el altavoz no habla, su tiempo no debe ser interrumpido y los 20 minutos completos deben respetarse. ¡Sentarse en silencio también puede ser una comunicación decidida!

5. Después de 20 minutos, cambie los roles. Al nuevo orador no se le permite responder a lo que su compañero acaba de decir: esto podría salvarse hasta su próxima sesión de escucha.

Puede encontrar este un encuentro revelador. No es raro sentirse repentinamente tímido, incluso si conoce a su pareja durante años, la escucha profunda proporciona un medio para compartir una familiaridad muy profunda que puede sorprenderlo.

Resista el impulso de caer en argumentos familiares y tenga en cuenta que este ejercicio debe llevarse a cabo en una atmósfera de confianza, respeto y gentileza. Permita que las emociones salgan a la superficie y no se desanime si su cónyuge lo sorprende con sus palabras: ¡puede descubrir nuevas facetas para su conexión que nunca supo que existía!